Coccidiosis – Conociendo al enemigo II

La coccidiosis es una enfermedad frecuente y muy difundida en todo el mundo. No es considerada hoy una zoonosis.

Es producida por protozoarios del género Cystoisospora spp. que  se transmiten directamente por vía fecal-oral  a través de la ingestión de ooquistes esporulados,  especialmente  en entornos con poca higiene o con hacinamiento.

Las especies que se encuentran con frecuencia en el perro y que son causa común de diarrea en cachorros son: Cystoisospora canis, Cystoisospora ohioensis, Cystoisospora burrowsi, Cystoisospora neorivolta. En perros tienen un periodo de prepatencia de 5-13 días.

El ciclo parasitario comienza con la ingestión de ooquistes presentes  en el medio ambiente.  Estos ooquistes tienen dos fases de reproducción, una asexual  y otra sexual.

  • Asexual: Los ooquistes son ingeridos por el canino. Luego se liberan los esporozoitos que invaden las células epiteliales y la lámina propia de la última porción del intestino delgado. Varios estadios ocurren hasta llegar a la fase de reproducción sexual.
  • Sexual: Ocurre al 5º o 6º día post infección finalizando con la liberación a partir de la gametogonia de ooquistes nuevos  al medio ambiente con las heces.

La reproducción asexual y sexual de los parásitos produce ruptura de las células intestinales. Se destruyen parte de las vellosidades, especialmente las de yeyuno e íleon. Hay necrosis del epitelio con un  exudado fibrinoleucocítico. Esto da como resultado un signo clínico muy característico, una diarrea verde grisácea que puede tornarse hemorrágica.

Las formas adultas del parásito se encuentran en el intestino y son fácilmente reconocibles por microscopía directa con un isopado fecal.

Cuadro Clínico

Los signos clínicos habituales que suelen verse en los cachorros son: anorexia, vómitos, diarrea acuosa (pocas veces hemorrágica), deshidratación y pérdida de peso.

La mayoría de los perros desarrollan una fuerte inmunidad contra la infección y apenas excretan pequeñas cantidades de ooquistes como adultos asintomáticos.

La gravedad del cuadro clínico dependerá del alcance de las lesiones intestinales y éstas a su vez resultan de la cantidad de ooquistes ingeridos, su patogenicidad y la respuesta inmune del paciente. En función de esto se desarrollará una enfermedad más o menos grave.

Tratamiento

Actualmente el tratamiento de elección es con drogas coccidicidas de acción barredora como el Toltrazuril. Este principio activo  actúa sobre las fases sexual y asexual del ciclo del coccidio, eliminando la parasitosis en el paciente. Una ventaja a destacar del toltrazuril es que solo actúa contra coccidios  sin modificar la flora intestinal. Su  absorción no se modifica por la presencia de comida en el estómago.

Además de un tratamiento específico para la coccidiosis, es importante  el tratamiento de sostén según el estado clínico del paciente.

John Martin presenta hoy al mercado Tolzuril comprimidos saborizados  (toltrazuril 200 mg ) para el tratamiento de la coccidiosis y de la Hepatozoonosis. Una herramienta que permite terminar con la eliminación de ooquistes en 24 hs.

Ciclo del Coccidio

 

Cómo utilizar Tolzuril en coccidiosis:

  • Dosis curativa: 20 mg/kg. Administración por vía oral. Se puede administrar como única dosis o repetir a los 14 ó 21 días.
  • Dosis preventiva: 10-20 mg/kg. Administrada en cachorros a partir de los 20 días de vida en criaderos con alta infestación.

Una sola toma es suficiente para el tratamiento preventivo o curativo. Luego podrá repetirse según criterio profesional.

Tolzuril ( Toltrazuril x 200 mg)

Tolzuril
3 comprimidos saborizados

Bibliografia