Osteoartrosis en felinos – Cómo combartir el dolor articular

Osteoartrosis en felinos
Articulaciones más afectadas.

La osteoartrosis en felinos es una patología poco diagnosticada pero muy frecuente.

Alrededor de un 40% de los gatos mayores de 7 años tienen signos de artrosis en alguna articulación. Dentro de las articulaciones que se ven más afectadas se encuentran las siguientes: lumbosacra, coxofemoral, el codo y la rodilla.

La causa de que no se diagnostique en muchos casos se debe, probablemente, a que los gatos con artrosis no cojean, ni muestran una marcha alterada de una forma objetiva, rasgos que en otras especies como el perro encaminan al propietario y al veterinario hacia la patología articular.

El gato con osteoartrosis deja de subir a lugares altos, vacila antes de saltar, rechaza el cepillado, no permite que le cojan en brazos y se muestra en general más irascible. El diagnóstico de esta patología se realiza mediante radiografía simple, y siempre hay que relacionar la clínica del paciente con los hallazgos radiológicos: gatos con síntomas claros de dolor articular pueden mostrar signos radiológicos leves, y viceversa, pacientes con signos radiológicos muy graves llevan una vida normal.

Para controlar el dolor articular en el gato se recomienda el uso de meloxicam, que en esta especie está autorizado como fármaco de uso crónico para esta patología.

Cuando se requiera el uso de meloxivet gotas durante un tiempo recordar que puede usarse también a dosis menores como 0,02-0,05 mg/ kg y combinado con tramadol gotas o comprimidos ya que utilizando estas dosis es posible también usarlo en pacientes con patología renales.

Es fundamental mantener un estricto control de la obesidad en estos pacientes, ya que la sobrecarga de peso sobre las articulaciones magnifica el dolor y empeora la progresión de la artrosis.

Condroprotectores para combatir el dolor articular en felinos

Se les denomina así a los fármacos que contienen sustancias precursoras del cartílago, y se utilizan como un complemento en el tratamiento de la osteoartrosis en felinos junto con los AINEs, principalmente cuando no existen crisis agudas de la enfermedad. Son conocidas como sustancias modificadoras de la enfermedad y considerados complementos nutricionales.

Su mecanismo de acción es aportar los elementos que disminuyen en la osteoartritis, debido a que existe un déficit en la capacidad de reparación del cartílago.

Se observa un efecto beneficioso sobre la articulación, ya sea por estimulación en la síntesis de proteoglicanos y colágeno por los condorcitos, mediante una actividad antinflamatoria o por una actividad antitrombòtica fibrinolítica.

Entre los compuestos comúnmente encontrados tenemos:

Ácido hialurónico: Es un componente importante del liquido sinovial, se administra intrarticularmente y protege los cartílagos lubricando la articulación e inhibiendo la diapedesis de las glóbulos blancos en la articulación.

Glicosaminoglicanos polisulfatados  Este compuesto se une al tejido conectivo debido a la elevada carga negativa de sus grupos sulfato.

Condroitín sulfato : Es un glicosaminoglicano que se extrae a partir del cartílago,  es administrado por vía oral. Este condroprotector inhibe las enzimas que degradan el cartílago, tiene capacidad de estimular la síntesis de glicosaminos y colágeno, e inhibe la inflamación. La tolerancia al producto es buena y no existen reportes de toxicidad.

Glucosamina :  Estimula la síntesis de Ácido hialurónico, proteoglicanos y colágeno por los condorcitos. También estimula la síntesis de fibroblastos antiinflamatorios independientes de la ciclooxigenasa.

Conclusiones:

Los AINEs proporcionan una rápida resolución al dolor y a la inflamación, pero generalmente al ser suspendidos, muestran una regresión progresiva al cuadro clínico inicial, debido a que no son capaces de modificar el curso natural de la enfermedad.

En algunos estudios los Condroprotectores demostraron una respuesta favorable aunque esta fuera lenta, y estos efectos  se mantuvieron por más tiempo, después de la suspensión del tratamiento, sin embargo no desaparecieron.

Es preciso recordar que a la fecha no existe ningún medicamento que de al paciente la cura o recuperación total para la osteoartrosis en felinos, a pesar de los adelantos inclusive quirúrgicos como son el reemplazo total o bien la artroscopia, ya que no es posible hablar de tratamientos efectivos al 100%.

Bibliografia:

https://www.gattos.net/images/Publicaciones/Isabel/Argos_143_ManejoDolor.pdf

http://avepa.org/pdf/Directrices%20_ISFM_AAFP.pdf

www.isfm.net/toolbox